Conferencia Madeleine Lions

I Jornada Internacional Educación y Títeres 2008
CONFERENCIA MADELEINE LIONOS 
¿El títere puede ayudar a la integración de los niños y adolescentes extranjeros escolarizados?

Los caminos de mi vida

No sé quién ha dicho : « Los caminos no existen. Los haces tú caminando!
Puede
ser debido a Compostela que recuerdo esa frase. Cuando me voy
embarcar en esta gran aventura « Marioneta y Terapia », existían ya
algunos grandes ejes que habían sido trazados por psicoanalistas que
se estaban planteando la oportunidad de utilizar el títere en el campo de
la terapia y, en nuestra asociación, nos hemos inspirado en el trabajo
de Madeleine Lambert. Puede que no sea la primera en utilizar el
títere para desbloquear algunos niños traumatizados, pero que yo sepa
ha sido la primera en publicar sus experiencias. No hablaré más
de ella, ya que Teia Moner lo ha contado en un cuadro histórico en la
su web en Internet.
por
mí, mi primera referencia ha sido George Sand y también Lemercier
de Neuville. Los dos en principio empezaron a utilizar los títeres
para divertir a sus hijos enfermos. Pero se engancharon en el juego.
Esto es lo que me interesó de estos dos personajes, el beneficio
para sus niños. Maurice, el hijo de George Sand, tenía por su
madre -y ella por él- extraños sentimientos. George, la dominadora, no
dejaba sitio al padre biológico de Maurice. Todos estos señores
talentosos que compartían por turno la intimidad de su madre, el
hacían sufrir terriblemente.
Él
era flojo, pasivo, lleno de posibilidades sin aprovechar. Por Lemercier
de Neuville, era más simple, pero quizás más doloroso, aunque no se
puede calcular el sufrimiento! Su hijo era tísico y se moría. No sé si
sobrevivió, pero su padre se convirtió en uno de nuestros más
grandes titiriteros del Siglo XIX, un “titiritero de salón” ridiculizante
sin cesar la política de su época.
Pensando
en ellos, me pregunto cómo deben hacer los padres para enfocar la
discapacidad de sus hijos?. Nadie está listo. ¿Cómo hacerlo? La
lucha es constante y con frecuencia no hay resultados tangibles. Jacqueline
Rochette pensaba ayudar a su última hija nacida trisómica.
por
mi banda, debido a mi hospitalización después de un
accidente de tráfico conocí el alcance de las necesidades de los niños
con minusvalías físicas o traumáticas con condiciones de vida
insoportables.
Casi
curada, empecé a realizar espectáculos de títeres en los
hospitales para divertir a los niños y hacerles olvidar por un momento los
sus sufrimientos y, como George Sand y Lemercier de Neuville,“me voy
pegar en el juego”!
Rápidamente,
me di cuenta de que si ya existían algunos grandes ejes bien trazados,
había también la posibilidad, caminando, de trazar sendas todavía
ignorados. Hay todavía muchos caminos por descubrir, carreteras que han
de ampliarse y volverse seguras. Pero atención, no debe creerse en
las autopistas que van demasiado rápido y que creen los grandes ejes
sin mostrarnos nada de las bellezas simples y primordiales de la
naturaleza.
hay
hay muchos documentos publicados e informes de experiencias serios que se
pueden tomar como referencia. Para ir sobre grandes caminos, debemos
llevar buenos zapatos y un buen bastón para la marcha. Es decir: tener una
sólida formación básica sobre la mediación y sobre terapia. Un pianista
puede improvisar si adquirió y asimiló todas las bases
indispensables del solfeo. Es dejar la carretera alquitranada para
caminar por los senderos más pedregosos. Aventurarse por pequeñas
senderos. Presentir que existe una posibilidad de utilización del
títere como mediador terapéutico en un ámbito donde no se ha utilizado
todavía, o en un ámbito que nos es desconocido, es abrir una vía para que
otros aprovechen este hallazgo.
el
camino se hace en el bosque. Cada uno traza su propio camino, pero se
necesaria una brújula para no perderse. ¡Atención peligro! No poner en
otro en peligro. Atención: no perderse a uno mismo. Saber retroceder,
pedir ayuda, recuperar el camino si te encuentras con alguien que sabe dónde está.
Tomar nota y hacer marcas ya que, de otra forma, el bosque hace
prevalecer sus derechos y el camino se borra. Estamos investigando y no
divagante. En los caminos, se hacen a menudo encuentros; por mi parte,
encontré al Títere. Después de la llegada del cine y la
televisión, el títere ha conocido un verdadero declive.
después
de ser un juego de niños, se transformó en un material pedagógico para
a los profesores en las clases de maternales o preparatorias (CP).
Utilizada como mediación, el títere aporta su soporte para crear un
espacio lúdico en el que el aprendizaje se hace más fácilmente. Ayuda a la
socialización ya salir de situaciones difíciles, como la separación de la
madre. Los niños hablan y dicen con un títere; es por eso que
Madeleine Rambert lo utilizó en 1938 en psiquiatría como medio de
transferencia ya que facilitaba la expresión, haciendo surgir los
sentimientos del inconsciente.
en
en los años cincuenta, el títere conoció un renacimiento. El títere
tenía que desempeñar un papel a menudo importante durante la guerra, los antiguos
scouts la introdujeron en los “stalags”. Liberados, algunos se van
convertir en titiriteros profesionales. Se tiende a olvidar este
hecho. Gracias a los movimientos scouts Jacques Félix pudo formar la
compañía de los Pequeños Comédiens de chiffon y organizar el
primer festival internacional en Charleville-Mézières que pasó a
ser para los títeres lo que el Festival de Aviñón para el teatro. Así es
cómo los adultos encontraron un interés por los espectáculos de títeres.
el
Dr. Rojas Bermúdez fue un pionero en la utilización del teatro de
títeres en psiquiatría para adultos. Asociado al psicodrama, le va
aportar una ayuda preciosa para establecer relaciones privilegiadas con
pacientes psicopáticos hospitalizados durante mucho tiempo y que perdían todo
concepto de socialización. Después de haber vivido mucho tiempo en
Argentina, regresó de nuevo a España donde creó en Sevilla una escuela
de psicodrama y títeres. El dr. Ernesto Fonseca, su alumno, va
crear una en Barcelona. En Francia, en los años setenta, se crearon
talleres terapéuticos en distintos hospitales psiquiátricos. El dr. Jean
Garrabé y su equipo fueron los primeros en escribir un libro sobre
su práctica.
Colette
Duflot, en su libro “Des marionnettes pour le dire”, habló
de los casos clínicos hallados en su taller terapéutico del hospital de
Mayenne (53). Jean Garrabé y Colette Duflot son la causa de la creación
de ” Marionnette et Thérapie”. Sus dos talleres eran “talleres
cerrados”. Eran esencialmente terapéuticos, eran puestos de cuidado y no se
mostraban genes. En el hospital Bélair, en Charleville-Mézières (08) y en
el hospital de Saint-Égrève (cerca de Grenoble, 38), los talleres
finalizan con un espectáculo. El objetivo de estos talleres es
socializar. Tengamos en cuenta que son animados por ergoterapeutas.
Estos ejemplos sitúan bien los diversos papeles del títere en diferentes
situaciones.
por
a los presos de guerra, el títere desempeñó un verdadero papel
catártico: poder reír a expensas del enemigo; difundir la información en las
sus espaldas.
Para Rojas Bermúdez, re-humaniza a los pacientes fosilizados en su psicosis.
por
a Jean Garrabé y Colette Duflot, cura y sirve como trabajo de análisis.
Para François Renaud, del CH Bélair, y Juan-Louis Torre-Quadrada,
del CH de Saint-Égrève, tienen efectos terapéuticos facilitando la
socialización.
Son
estos algunos ejemplos para demostrar que el teatro de títeres puede
adaptarse a diferentes situaciones con la condición de precisar bien cuándo
se va a utilizar? ¿Por quién? ¿Por qué? ¿Cómo? Se debe estructurar bien el
cuadro y el marco, y el terapeuta o pedagogo no debe improvisar si no
están formados para estas funciones.
en
mi camino, tuve que realizar talleres con objetivos
terapéuticos. Esto fue para mí comprometerme en un camino que no me era
familiar. Rápidamente comprendí la importancia de adquirir una
buena formación y tener una supervisión. Cuando realizo talleres para niños o
adultos minusválidos físicos o que padecen enfermedades evolutivas como la
miopatía, estudio estas diferentes enfermedades para comprender el
proceso de evolución.
Si
pude realizar talleres pedagógicos, es por que tenía la práctica
trabajar con adolescentes utilizando otras mediaciones (taller
de esmaltes sobre cobre en un MJC – Casa de los jóvenes y de la cultura).
Pienso que la mayor calidad para un terapeuta o un pedagogo, es la
vigilancia. Incluso con mucha experiencia, nadie está exento de
sorpresas! Debo decir que tuve algunas cuando realicé talleres
con títeres para la educación nacional.
voy
tener que formar profesores en la utilización del teatro de títeres en
el marco de su formación en las escuelas normales y más tarde en
el IOFM, tanto en la Francia metropolitana como en Martinica o en la
Reunión. Esto me permitió tener la posibilidad de introducir el teatro
de títeres en la enseñanza de alumnos que preparaban un BEP
“sanitaria y social”, en el marco de los PAE (proyecto de animación
educativa). Estos PAE se prorrogaron en un colegio de 1985 a 1992.
En 1992, no estaba ya disponible y tres directores se sucedieron en
causa de un suicidio, de una depresión y de una solicitud de cambio de
puesto de trabajo. Nada era fácil con estos adolescentes, pero todo era
posible con la condición de implicarte personalmente y ganarles la
confianza.
Actualmente,
paso el relevo a mi nieta Delphine. La inicié en el teatro
de sombras. Lo utilizó con adolescentes entre 17 y 19 años mientras que
ella era su monitora, pocos años mayores que ellos. Consiguió
interesarles a pesar de que lo único importante para ellos eran los vídeo
juegos. Durante su año de período de prácticas, después de haber
superado la ayuda del IOFM, trabajó durante tres semanas con
una clase de parvulario. Estos niños tuvieron mucha alegría y
sorpresa al saber que poseían todos una sombra que les sigue o que les
precede siempre. Es una gran felicidad por mi parte constatar que
pude transmitir algo de mi conocimiento a mi nieta; tiene
una larga carretera que hacer, pero sigue un atractivo camino desbrozado.
Barcelona
no me es desconocida. La descubrí y me gustó de inmediato
cuando vine a participar en el festival de Caldes de Montbui.
Silvia Bierkens, que creó la asociación española ” Marioneta y
Terapia” siguió en Francia todos los períodos de prácticas de ”
Marioneta y Terapia”. Trabajó conmigo en talleres terapéuticos con
jóvenes adultos autistas y psicopáticos. Tengo una gran admiración por Jordi
Bertran; tuvimos la sorpresa de encontrarnos en Curitiba, en Brasil. Hi
ha también una asociación ” Marioneta y Terapia-Brasil” en Curitiba.
Estoy
admirada por el trabajo realizado por Teia Moner. Es un trabajo pharamineux!
Pero también un trabajo muy serio que se sustenta en bases sólidas.
Constato que Cataluña está ahora a la vanguardia de la investigación, por
con respecto al teatro de títeres en las escuelas primarias e infantiles.
La Escuela de Psicodrama y sociometría de Cataluña, así como la de
Sevilla muestra la energía que la transporta. Esto me hace muy bien ya que,
actualmente en Francia tengo la impresión de que no nos movemos mucho.

Trabajo en la escuela pública

en
el marco de ” Marionnette et Thérapie” , trabajé a menudo en
la escuela pública. Por un lado, intervine durante varios años en
las academias de Créteil, La Rochelle, Laval, Nantes, Orleans,
Perpignán, Reims, Torres, Saint-Denis de la Reunión, Fuerte-de-France en la
formación de reeducadoras y tuve la suerte de trabajar con el sr.
Yves de La Monneraye e Ivan Darrault-Harris, autores de obras notables
que a menudo citamos en nuestras intervenciones. Por otra parte, voy
animar a Tours en 1991 un encuentro nacional que agrupaba en
veinticinco personalidades procedentes de todas las regiones de Francia. Y
siempre a petición de la escuela pública, he dado conferencias de
sensibilización sobre el interés de la utilización del teatro de
títeres para ayudar a alumnos con dificultad escolar y mostrar los
diferentes impactos mediáticos del títere.

En 1982, una de estas
conferencias hecha en la Escuela normal de Saint-Denis (93) desembocó en
una larga cooperación. A continuación trabajé varios años en
un LIP (instituto de formación profesional) de la región parisina donde,
en el marco de un PAI (proyecto de animación educativa) los alumnos de
“sanitario y social” representaron a Hamlet con éxito.
durante cuatro años, de 1992 a 1995, cuatro profesores de la academia
de Orleans (45) participaron conmigo y un grupo franco-germánico en una
investigación sobre “el teatro de títeres como campo de experiencia
intercultural”, esto se realizaba en el marco del OFAJ (oficina
franco-germánica para la juventud) con la doble participación de
el HILF (instituto hessois de formación continua) en Weilburg y de ”
Marionnette et Thérapie” en Marly-le-Roi (78).

Antes de seguir, tengo que
recordar el nombre de Lazarine Bergeret, maestra que tuve la alegría de
encontrar cuando empecé a descubrir el títere y sus múltiples
aspectos. Lazarine Bergeret, y su madre antes que ella, estuvieron
entre las primeras personas que utilizaron el títere como material
pedagógico en Francia en la escuela maternal. Lazarine Bergeret me va
contar muchas aventuras sucedidas a su famoso personaje el sr.
Berlingot.


el
títere era conocido en la escuela maternal Varenne (94) – paradójicamente
vivo muy cerca de allí – después a continuación en la escuela Blancs Abrics
donde Lazarine Bergeret terminó su carrera de maestra. El sr.
Berlingot, descansa ahora en el Museo pedagógico de la calle Ulm.
Lazarine y su madre cedieron un gran número de títeres a éste
museo.

Esta conferencia hecha en 1982 tuvo prolongaciones y
gracias a ella encontré un par de profesores muy comprometidos con
su oficio. Ambos son profesores de Arte plástico en el mismo
instituto de formación profesional (LIP). Este colegio se ubica en
el suburbio noreste de París, en un lugar de riesgo, por así decirlo.
Cuando, en la academia, se habla de estos LIP, se diría que se invoca a
Attila! .Bueno, en este LIP, tendría muchas alegrías. Y si voy
tener a veces dificultades en este sitio, la mayoría fueron debidas
a profesores que no les gustaban los títeres, o que veían con males
ojos a algunos de sus antiguos alumnos – considerados burros íntegros –
que se interesaban por una actividad y que hacían progresos escolares
sorprendentes a causa de un desbloqueo.

Varamos
decidir de acuerdo con el director dedicar todos los viernes por la tarde (4
horas) en los títeres, junto con tres profesores: un profesor de
francés, uno sanitario y social y uno arte plástico. El profesor de
sanitario y social también estaba porque se trataba de una clase que
preparaba un BIP ” Sanitario y Social”. Estos alumnos tienen
períodos de prácticas que deben efectuar durante su año escolar, o
en guarderías, o en escuelas maternales, o en hogares de jóvenes trabajadores
o en hogares de viejos.

En realidad, estos alumnos van a donde son aceptados
y el acta y la valoración del director del lugar al que van muy
importantes para aprobar su BIP. Desde el primer día los alumnos
se apasionaron por esta actividad. Es necesario decir que el
colegio había hecho bien las cosas. Durante la primera semana, los alumnos
siguieron “un período de prácticas completo de títeres”.
Descargas de cualquier otra asignatura, durante toda esta
semana, construyeron cada uno un títere a su manera (sin tema
inicial). Al títere se le dio un nombre y se le situó en un
escenario realizado por los alumnos. Los títeres fueron escogidos a suerte, pero
tanto había muchas situaciones distintas para cada personaje.

esta
clase era privilegiada, doce alumnos, pero de nacionalidades
diferentes: Argelia, Antillas, Madagascar, Marruecos, Polonia,
Portugal, Túnez, Turquía. De religiones diferentes: animista, ateo,
católico, judío, musulmán, protestante. Este grupo formó un equipo
compacto. Todas aprobaron su BIP Tuve recientemente
noticias de una de ellas; es ahora directora de un centro de ocio y en su
centro el títere tiene un lugar privilegiado. Las historias escritas por
estas señoritas eran sorprendentemente sensatas. Nunca criticamos el
su trabajo, tuvimos la mayor comprensión posible. Aceptaron
sin rechistar todos los ejercicios: mimo, máscaras, manipulación de
dos tipos de títeres, guante y marota. Las llevábamos a varios museos el
sábado: museo de los ATP, de la Moda, Louvre, el museo Kwok On.
Las llevábamos a ver espectáculos de títeres. No siempre era fácil
organizar estas tardes. Era necesario convencer a los padres para que
dieran la autorización escrita y firmada, y encontrar los coches para
acompañar a estas alumnas en sus alejados suburbios. Pero los
padres, incluso, los más cascarrabias, comprendieron. Algunos van
venir a los espectáculos, pudimos conocerlos. Al final del curso, con
el BIP terminado, fuimos invitados por todas las familias. Varamos
tener comidas pantagruélicas de cocinas típicas. Era muy duro
separarse. Estas antiguas alumnas vuelven regularmente al LIP a
ver a sus antiguos profesores de Arte plástico. Me escriben siempre.
Fortalecidos
con esta primera experiencia, decidimos al año siguiente
representar a Ubu. Habíamos visto a Ubu de Massimo Schuster, hecho con elementos
de Meccano… El profesor de francés quería cueste lo que cueste
representar a Ubu. Estaba contenta, me gusta mucho Jarry y Ubu es una obra
fantástica. Esta vez quisimos hacer títeres muy grandes,
manipulados por dos personas. Durante una semana los alumnos van
fabricar las cabezas de los títeres, después de haber leído el texto y
haber estudiado los caracteres de cada uno. Manipular a dos este tipo
de títere no tiene secretos pero fue necesario formar a los manipuladores.
No es tan simple como parece ya que esta manipulación tiene un lado
íntimo evidente. Trabajamos mucho sobre el cuerpo del otro, como auxiliar y
no como objeto de deseo sexual. Este año, teníamos dos chicos y dieciséis
chicas. Como el año anterior, teníamos un gran número de etnias diferentes, y
también otros problemas debidos a que había dos chicos y por otra
banda la tendencia de un profesor a comparar con los alumnos brillantes
del año anterior.
el
profesor de sanitario y social iba a ser el vínculo para permitir
realizar la experiencia el tercer año (1986-1987). Es decir,
representar a Hamlet. Ya que este año, habíamos trabajado con otro
LIP, situado en…N, que tenía una asignatura de preparación para
el oficio de sastre de teatro. La madre de nuestro profesor de sanitario y
social era la profesora titular de esa asignatura. No creo que
haya habido otro trabajo de este tipo en Francia. Dos LIP que
trabajan sobre un PAI común! Los alumnos se reunían a veces en
un colegio, a veces en otro. Discutían unos con otros
para la elaboración de los trajes de Hamlet, deseando todos que quedaran
perfectas. Fueron a comprar los tejidos en el mercado de San Pedro. Van
pillar las cajas de costura de las madres o abuelas para tener
hermosas puntas, galones, botones. Nada era demasiado hermoso para este
espectáculo de Hamlet. ¿Por qué?
este
año, el regreso a la escuela tenía lugar el 5 de septiembre y ese día,
cada alumno tuvo la sorpresa de recibir un libro de piezas de
Shakespeare y enterarse de que representarían a Hamlet con títeres.
¿Por qué la elección de Hamlet? El año anterior habíamos llevado la clase a ver
el espectáculo de Macbeth por Massimo Schuster. Y durante el festival de
Montreal había visto el espectáculo yugoslavo Hamlet (no recuerdo haberme
tanto en mi vida). Lo que es interesante en Hamlet, es que hay
ha espectáculo en el espectáculo. El profesor de francés estaba
impaciente por ver cómo saldríamos de este proyecto tan ambicioso. La
mitad de la academia era entusiasta y la otra mitad, escéptica. Los
alumnos estaban pasmados por esta elección. Se sentían valorados. Me
dijeron: “Nos das confianza. ¡Ya verás, que todo saldrá perfecto! ”
va
ser muy duro! No sé si tendría la energía de rehacer ese trabajo. Pero
es verdad que fue un éxito. Tres clases trabajaron en este
proyecto: una clase de mecánicos, de dieciocho alumnos chicos, construyeron
la escenografía; una clase de sastres de teatro de doce alumnos chicas
y un chico; una clase de sanitario y social, veintidós alumnos chicas, y
tres chicos.

Estos tres chicos eran muy distintos. K…, muy brillante,
¡pero rápidamente nos dimos cuenta de que no sabía leer! Al principio del
CP, balbuceaba y dijo que quería ser Hamlet. Las chicas le van
abuchear. ¡Duro, duro! Hizo ascos, después se convirtió en
el encargado del atrezzo, y el concejal. Encontró su sitio, único y
digno, que le convenía. J…, reservado y tartamudez. Ocupó el papel
de embajador. Tenía que actuar a dúo con una joven chica que hacía el segundo
embajador. Deseábamos verles desempeñar estos papeles un poco como el
Dupont-Dupond. Eran los dos tan tímidos y tarros. Un día, F… me dijo: “Renuncio,
¡no lo conseguiré hacer nunca! Además mi abuela (Las Antillas) me dijo
que el día de mi nacimiento un genio malvado me había echado el mal
de ojo. ”
Un poco confundida al escuchar esto, no sé por qué
inspiración, le soplé encima diciéndole que yo expulsaba el mal ojo.
Milagro, esto funcionó! F… cambió. Se volvió muy graciosa.
Lo bastante para tener confianza en sí misma y nuestros dos
embajadores funcionaron bien.

por
contra me hice con una enemiga. Una chica había fabricado la cabeza de
Hamlet, muy bien hecho, debo decirlo. Quería jugar el papel. Quería ser
la estrella. Ahora bien, el día del ensayo general, no vino. Sin
excusas. Esto tuvo una consecuencia. La joven chica que hacía el papel
principal infringía las normas sagradas del teatro: faltaba
voluntariamente el día del ensayo general. Entonces pedí a una
joven chica muy discreta, que tenía un papel secundario debido a la
su timidez, hizo el papel de Hamlet. Había observado que lo sabía y
que a veces le había soplado el texto a la protagonista. Fue un éxito.

¡Al día siguiente hubo escándalo! La estrella llegó y se enteró
que di su papel a otra. No soportando la sustitución
me dijo: “El espectáculo no se va a hacer. Es una injusticia. Mis
compañeros harán huelga.”

¡No logró su objetivo! Todos van
entender que no había injusticia, y que tenía lo que se había buscado.
Estos adolescentes estaban orgullosos de trabajar un texto tan duro.
Este año, en la FR 3, daban, el sábado por la tarde,
retransmisiones de piezas de Shakespeare en inglés, subtituladas en
francés. Los padres estupefactos veían a los niños observar a estos
espectáculos. El lunes, les comentaban unos con otros,
pedían explicaciones a los profesores. Algunos hicieron el viaje a
Stratford. Se engancharon al teatro para siempre.

Referente al títere,
les brotan a menudo lágrimas en los ojos cuando hablan o cuando recuerdan
el colegio “ver los L…”, sus antiguos profesores de Arte plástico.
Hace ya bastantes años que dejaron el colegio.

Os
diréis: “¡Todo este trabajo para representarlo cuatro o cinco veces!”
Sí, pero ¡QUÉ VECES! Como decía Colette Duflot, hicimos un trabajo
de verdaderas pedagogas ya que les llevamos a conocer a otro
medio para adquirir conocimientos indispensables y sobre todo para
conseguir más confianza en sí mismos. En 1990 retomábamos el
trabajo con doce alumnos, sobre el surrealismo… Fue asombroso.
Ellas habían encontrado una nueva arma: ¡el revólver de dar vida! Pero el
mi horario ya no me permitía estar disponible todos los viernes, y
pasé el relevo en Dominica Apertización, una titiritera formada
en terapia
Madeleine LIONS.
Madeleine
Lions es Presidenta de la Association Marionnette et Thérapie” de
Francia, y de FIMS (Fédération Internationale de la Marionnette pour la
Santé)

 

Deja un comentario

es_ESES